Consejos

Consejos de salsa cubana I: No des consejos

Queremos empezar un apartado sobre consejos de salsa cubana, porque nos parece esencial que se conozcan algunos de los detalles que no nos da tiempo a comentar en las clases y creemos que es importante compartir con el mundo salsero. Pero, paradójicamente, hoy os invitamos a que no deis consejos. ¿A qué nos estamos refiriendo?

En Dame2Salsa lo vemos cada cierto tiempo: has ido a algunas clases, lo estás cogiendo bien, te sientes bien y empiezas a tener seguridad en el baile. También hay otro perfil: llevas bailando mucho tiempo, has ido a mil clases y ya sabes cómo hacer montones de pasos. En cualquiera de los casos, de repente un día te descubres dando consejos o corrigiendo a la pareja con quien estás bailando. Vamos a contarte por qué NO debes hacerlo:

Cuando estás en clase

  • Aunque sea sin mala intención, puedes corregir mal a alguien y que lo aprenda mal. Es mucho más difícil quitar un mal vicio que aprender bien desde cero.
  • Casi siempre tú has aprendido tu rol (líder o follower), no el otro rol. Es fácil que no te hayas quedado con detalles importantes acerca de la ejecución del paso para el otro rol.
  • Quizá lo más importante es que para corregir y dar consejos están tus profesores. ¡Avísales! Seguramente se van a dar cuenta más rápidamente de qué es lo que falla y de cómo corregirlo.

Si ves que algo no funciona, no te está saliendo bien el paso a ti o a tu pareja, en vez de decirle lo que tiene que hacer es mucho más constructivo que se lo comentes a tus profesores en ese momento. ¡Confía en nosotros!

Bailando en la pista

  • Cada persona tiene su estilo bailando y puede ser que estés corrigiendo algo que no está mal, sino algo que solamente es diferente.
  • La pista de baile no es una clase: se viene a practicar lo que se ha aprendido, sí, pero también a disfrutar, a desconectar, a encontrarse con amigos…
  • Es extremadamente fácil ofender a alguien corrigiéndole.

Este último es fundamental, uno de los consejos de salsa cubana más importantes. De hecho, se puede aplicar a casi a cualquier actividad social donde se requiera cierta habilidad, no solo a salsa.

En general

  • Un consejo que no se ha pedido suele ser considerado por quien los recibe como una crítica negativa.
  • ¡No hacerlo es apostar sobre seguro! A nadie le va a parecer mal que no le corrijas.

Parejas sentimentales, ¡especial atención!

  • Aprender juntos sirve para construir y facilitar vuestra conexión sentimental, ¡no para romperla!

Queremos hacer hincapié en uno de los casos más comunes: una pareja (¡de los que se dan besos!) se apunta a nuestras clases porque uno de los dos quiere aprender a bailar y quiere que el otro comparta su hobby bailongo. No podíamos terminar esta primera entrada en la lista de consejos de salsa cubana sin pedirte especial cariño, cuidado y atención con las correcciones y las críticas que quizá le hagas a tu pareja sentimental. Es muy desalentador y puede ser que se le quiten las ganas de aprender a bailar.

 

¡El baile es una actividad en la que hay que pasárselo bien, y sólo se consigue si todos los involucrados se lo pasan bien! Y ahora, a bailar y a disfrutar sin más complicaciones… y que viva la rueda!!